PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Parque de las Confesiones

LA construcción de una mezquita de gran porte en Sevilla es otro tema en el que al Ayuntamiento se le vuelven del revés sus estrategias y argumentos. La que han liado desde hace cinco años y seguimos en el punto de partida. El veredicto del Tribunal Superior de Andalucía simplifica las cosas: el templo es para el que se lo trabaja... comprando suelo, dado que la jurisprudencia estima, con buen criterio, que regalarlo genera un agravio respecto al resto de confesiones. Porque, en lo tocante a credos, el mahometano no es la única alternativa al católico. Qué le vamos a hacer, con lo bien que quedaría una pagoda budista en terrenos municipales del Prado de San Sebastián...

El pasado 1 de octubre, la Gerencia de Urbanismo dio permiso a la Iglesia Cristiana Adventista del Séptimo Día de Alcosa para construir un centro de actividades múltiples por valor de 1,4 millones de euros, sufragados por dicha comunidad a través de sus ingresos, pues cuenta con unos 14 millones de fieles, la mayoría en Estados Unidos. Las confesiones evangélicas tiran de talonario y ya resulta normal que inviertan en Sevilla para buscar más feligreses. Que lo haga también la islámica, dependiente de los petrodólares por mal que huelan.

Lo que pone en un brete al Ayuntamiento es cómo va a pactar con el Arzobispado la autorización de nuevas parroquias en los barrios sin incurrir en favoritismo. Doctores y asesores tiene la Iglesia para crear un marco jurídico de permutas y contraprestaciones, en clave de patrimonio o de asistencia social.

Ya puestos a hacer piruetas por la encomienda del café para todos, ¿se imaginan que el parque industrial de arte sacro en San Jerónimo sea reconvertido en el Parque de las Confesiones? Artesanos del mundo, uníos. Los de la canastilla y los del mihrab. Que en otros temas el paro da bocados, pero cuando hay crisis crece la demanda de exorno donde buscar la salvación... de llegar a final de mes.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios