PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Patrimonio de tira y afloja

DIVIDE y vencerás. La célebre máxima de Julio César para ganar batallas es también una regla para los algoritmos. Dividir un problema difícil en partes más simples tantas veces como sea necesario hasta que sea fácil la resolución de cada parte. Y la unión de las soluciones parciales determina la del problema principal. Si aplicamos este método a la salvación y uso del patrimonio histórico y artístico en Sevilla, a la suma de hitos y legados de muy diverso origen y condición que traman la urdimbre de tantas épocas superpuestas, no se logra dar con la solución global porque más divididos que los problemas están aún los ciudadanos. Son tantos los minifundios de causas a pique de un repique, que se diluyen porque no hacen causa común de todos ellos. La falta de una visión global sobre la ciudad que se quiere compartir facilita vías de penetración por doquier a las centurias de la carcoma y a las legiones de la piqueta.

La situación del Museo Arqueológico es penosa. ¿Cuántos colectivos se unen para ejercer presión? La fábrica de vidrio La Trinidad es un bien de interés etnológico que corre serio peligro de ser derribado para construir pisos, con la de viviendas que hay sin vender. Otra plataforma bien distinta es la que reivindica el uso social de la antigua fábrica de sombreros junto a San Marcos. Otros propugnan salvar la iglesia de Santa Catalina. Y así sucesivamente es larga la relación de bienintencionados que no adoptan otra máxima universal: la unión hace la fuerza.

Una ciudad adquiere importancia cuando suma sus factores y no sólo tiende al monocultivo de uno de ellos. En Sevilla hay que mantener en pie las iglesias, pero no sólo ellas. Y darle nuevo uso a los mejores edificios de su patrimonio industrial, pero no sólo a ellos. Y a pabellones del 29 y del 92, pero no sólo a ellos. ¿Tan difícil es luchar a la vez por la Híspalis romana del Arqueológico, las Atarazanas alfonsíes, la gótico-mudéjar Santa Catalina, la Trinidad industrial y los jardines de la Expo 92?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios