BREVIARIO

Alejandro V. Garcia

Peligros del tabaco

ESCUCHÉ en la radio al tipo del asadero de Marbella que ha sido cerrado por no aplicar la ley antitabaco. Fueron pocas palabras pero encharcadas de odio, escupidas más que dichas, y, si no recuerdo mal, no contenían referencias al tabaco sino a Zapatero. Lo llamaba corrupto, represor y no sé qué más lindezas. El tipo había reducido su cabreo a un nombre. Y pisoteaba a Zapatero como si fuera una colilla que se resistiera a apagarse. ¡Toma ley! Su reacción, salvo por el acaloramiento, ha sido relativamente común. Yo he leído muchos artículos que usaban la prohibición de fumar para incendiar al Gobierno. Hubiera valido cualquier cosa, pero ésta era buena. Acusaban al Gobierno de represor y de acabar con las libertades. Clamaban: ¡ni fumamos ni podemos conducir a cierta velocidad! Es curiosa esa conversión repentina en pro de las libertades de la carcundia nacional. Dicen que los socialistas recortan las libertades pero ellos aspiran (si ganan los suyos) a prohibir el derecho a la muerte digna, a vedar la interrupción del embarazo, a suprimir el divorcio, a vetar los matrimonios gays, a impedir las prácticas laicas en los colegios, a prohibir la Educación para la Ciudadanía, a proscribir el Estado de las Autonomías y no sé cuántas cosas más al lado de las cuales el tabaco es una insignificancia que humea.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios