Plaza nueva

Luis Carlos Peris

¿Policía o sólo recaudador?

ENTRE unos y otros, la casa sin barrer, pero lo peor de todo es que cuesta darle pábulo a eso que oímos sobre la dejación de funciones que se pretende desde el Ayuntamiento para su organismo principal, la Policía Local. ¿Es el órgano principal de un Ayuntamiento su policía? ¿No existen otros más capitales que el de la vigilancia? Pues tal como están las cosas, con el índice de violencia y poco respeto a lo ajeno, creo que no que, que ni siquiera Urbanismo y lo que conlleva es más importante que la Policía Local. Y en esta espiral de violencia donde rara es la noche que en pleno centro no se produce algún asalto violento, ahora que se necesita una policía más numerosa y cualificada, resulta que desde el Ayuntamiento se pretende que sólo intervengan en cuestiones de tráfico, sobre todo en cuanto concierne a la efectividad recaudatoria. Extraña esta medida, sobre todo por el sentimiento de indefensión, acusadísimo ahora y que irá aumentando así se haga realidad esta sorprendente dejación de funciones.

No parece fruto de sesera en buen estado que en una ciudad como ésta, tan extensa y con tantísimos focos de violencia se prescinda de uno de los cuerpos que deben velar por una convivencia normal. Si ya es inseguro ir de viandante a cualquier hora por cualquier lugar de la ciudad, si se prescinde de un número de presuntos garantes va a ser una aventura adentrarse por cualquier sitio y a cualquier hora, lo mismo por Sierpes que por Las Vegas, qué más da. Se insiste desde la Alcaldía en que no velen en horas nocturnas por la seguridad del ciudadano y que todo quede a expensas de la Policía Nacional, como si no fuesen insuficientes todos los recursos humanos para combatir una lacra como la de la inseguridad en las calles de esta Sevilla que ve cómo su capacidad de sorpresa no tiene límites.

¿Qué pasará a partir de ahora? ¿Se negarán al auxilio de algún asaltado en horas nocturnas? ¿Se circunscribirá todo en multar a automovilistas y dueños de bares ruidosos o con más veladores de la cuenta? Crea una gran alarma social eso de que a la Policía Local la eximan del principal deber de todo cuerpo de seguridad, el de velar por la seguridad del ciudadano, incluso cuando la noche se alía con el batallón de delincuentes que infestan la ciudad desde Triana a la Macarena, desde el aeropuerto al Aljarafe y desde Los Bermejales a San Jerónimo. Alarma social pura y dura es lo que se ha creado con dicha orden a la policía municipal de esta Sevilla tan maltratada. El ciudadano se frota los ojos y abre con desmesura los oídos pretendiendo creer que lo que ve y oye no es cierto, que únicamente es una pesadilla que se disipará no más amanezca. Pero no es así, sino una realidad como la vida misma eso de que conviertan al policía en un simple recaudador.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios