Tratamientos

Guillermo / Izquierdo

Pronósticos esperanzadores

L A esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad que comienza en la juventud y acompaña al paciente, a partir del momento de su diagnóstico, durante todo el resto de su vida.

Los primeros tratamientos que demostraron eficacia fueron los interferones beta a los cuales se añadió el acetato de glatiramero, y más tarde el natalizumab. Todos ellos han permitido que los pacientes hayan pasado de tener una enfermedad crónica incurable, y progresivamente discapacitante, a tener una enfermedad tratable, con medicaciones relativamente bien toleradas y que mejoran su calidad de vida.

Actualmente las expectativas terapéuticas son esperanzadoras ya que los nuevos productos en ensayos clínicos son, en algunos casos más eficaces, en otros más fácilmente administrables, y hay otros en los cuales se conjugan estas dos características. Entre estos nuevos productos se encuentra la cladribina, el fingolimod y el laquinimod, que han mostrado ya eficacia y que en este momento tratan de confirmar que son, además, eficientes para el tratamiento de la EM y superiores a los anteriormente utilizados.

La EM sigue siendo una enfermedad que produce discapacidad irrecuperable a largo plazo para la cual aún no hay herramientas terapéuticas adecuadas. La utilización de terapéuticas regeneradoras, en las que están las células madre y también factores de crecimiento para las neuronas y células gliales, requiere una mayor investigación pero resulta esperanzadora, sobre todo para pacientes muy evolucionados.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios