Gema / amil

Quiéreme bien

QUIEN te quiere te hará llorar.... Claro, a otra con el cuento. Por mucho que Justin Timberlake se hiciera el guay con eso del Cry me a river, por puro despecho eso sí, y por mucho rollazo pijo-hipster que tenga -ése que a mí, particularmente, no me resulta para nada irresistible, por cierto-, nadie merece llorar por nadie a quien ama y ¡menos llorar un río! Te has pasado, Justin. Cuando se quiere no se llora, al menos de esa manera. Créeme, tener sentimientos no implica sufrir y la importancia hacia el otro, en ningún caso, se mide en lágrimas.

Al lado de quien te quiere los lunes parecen sábados y hasta el telediario resulta agradable. Junto al que te quiere, el que te quiere de verdad, no hay dobleces, ni dudas, ni montañas rusas emocionales. Ni mentiras, ni secretos. El que te quiere no te hará sentir pequeño ni inútil. Tampoco te acusará hasta de haber matado a Manolete. Quien te quiere te hace morir de risa en el sofá, revolcarte mimosa entre sábanas limpias (limpias de todo, también de culpa) y hasta consigue que cada vez quieras más a esa persona que tienes enfrente; me refiero a la que ves en el espejo. Quien te quiere no te aleja de tu familia ni de tus amigos, quien te quiere quiere disfrutarte, enseñarte y hacerte aún mejor desde tus virtudes, las muchas o pocas que tengas. Por supuesto, quien te quiere no te falta el respeto y si te toca es para darte una caricia o regalarte una buen rato de placer. Quien te quiere no te rompe los esquemas, te tiende la mano y no te regala el oído para hacerse creer a él mismo que tiene una vida cojonuda. Quien te quiere habla de pros y contras. Porque tan malo es solo hablar de pros como de contras. El amor no consiste en sufrir, aunque falles y tengas que pedir perdón, y si piensas eso mal camino llevas. Quién te quiere te hará llorar dicen... ¡Ja, ja, ja! Y mucho menos como un río, por mucho que se empeñe Justin. Quien me quiera me hará llorar, pero de risa o de emoción o de felicidad. O todo junto. Eso sí es querer de verdad. Y va a más cada día. Ya lo dice mi madre, quiéreme menos pero quiéreme bien.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios