Racha positiva truncada

EL Íbex 35 cedió un 0,68% al cierre del mercado de ayer y truncó una nueva racha alcista, en este caso de sólo dos sesiones al alza. El selectivo se atascó así por debajo de los 9.300 puntos y volvió a aplazar el asalto a máximos de inicios de año.

BBVA se erigió como el principal lastre del selectivo, al desplomarse un 6,7% tras reducir un 53,8% sus ganancias hasta marzo, aunque el banco espera ir de "menos a más" a lo largo de este año.

Caixabank, que también presentó resultados hasta marzo, cuando ganó 273 millones, un 22,7% menos, cayó un 3% y protagonizó la segunda mayor caída de la sesión bursátil.

Un total de seis valores más se dejaron más de un 1%, entre ellos Bankia, que perdió un 1,6% en la víspera de presentar sus resultados correspondientes al primer trimestre del año.

En el lado de las ganancias, Arcelomittal despuntó con una subida del 6,8%. También destacaron las subidas que se anotaron Aena (+1,9%), Mapfre y Banco Santander (+1,7%). Entre el resto de blue chips, Telefónica se dejó un 0,3% y Repsol sumó un 0,9%.

Entre las principales plazas de Europa no se extendió una tendencia clara. París y Londres se anotaron leves pérdidas, mientras que Milán despuntó más de un 1%. Fráncfort logró evitar las pérdidas, pero con una leve subida del 0,2%. El euro, por su parte, se intercambiaba por 1,1315 dólares al cierre de sesión.

En el mercado de deuda pública, la prima de riesgo española se reducía ligeramente al entorno de los 133 puntos básicos, con la rentabilidad del bono español a 10 años por debajo del 1,6%.

En el mercado continuo, donde se negociaron alrededor de 2.700 millones de euros, Sniace fue la compañía que más cedió, el 5,68%, en tanto que Realia registró el mayor ascenso, del 7,21 %.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios