Ha llamado mucho la atención a los rocieros que últimamente han visitado a la Virgen las ráfagas de pinchos, de puntas o de rayos que lucía la venerada imagen en su camarín. Éstas son del siglo XIX y las lució hasta el día de su Coronación Canónica en el año 1919.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios