BREVIARIO

Alejandro V. Garcia

Razones para votar

IRÉ a votar hoy. Dispongo de varias razones, algunas seguramente discutibles, pero que en conjunto me inclinan a participar.

Uno. La suciedad de una campaña, la hipocresía de los partidos, el olvido de los mensajes europeístas bajo las soflamas torpes, no pueden determinar mi derecho participar en unas elecciones. La inmundicia no puede cuestionar la sustancia teórica de la democracia: el voto.

Dos. A pesar de las dificultades de orden práctico y de las descomunal burocracia que arrastra sigo creyendo en Europa y en el europeísmo.

Tres. Sea cual sea el sentido de mi voto e incluso la decisión sobre si debo o no participar en las elecciones mi posición (y la de millones de personas) será interpretada y posiblemente manipulada en cuanto se conozcan esta noche los resultados.

Cuatro. Da igual que vote a Mayor Oreja o a López Aguilar: la papeleta será para Rajoy o para Zapatero.

Cinco. El partido que gane en España dirá que son una especie de elecciones primarias; el que pierda subrayará en cambio que son meramente europeas y carecen de otro significado.

Seis. La abstención significará hartazgo, desprecio a Europa, a los partidos, a la democracia, etcétera. Y todas esas probabilidades me dan miedo.

Siete. Por eso más nunca debo asumir mi responsabilidad individual. Iré a las urnas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios