Visto y oído

Antonio / Sempere

Resaca

CINCUENTA millones de euros se incrementó el presupuesto de la nueva Corporación de RTVE de este año 2008 con motivo de los Juegos Olímpicos. Cincuenta millones de euros para afrontar todos los gastos derivados del dispositivo técnico y humano desplazado a Pekín.

Paloma del Río formó parte de esa expedición. Y llegó de las primeras. El 26 de julio ya estaba allí. Preparando el terreno a los demás. Cuando ahora recoja las maletas habrá pasado un mes fuera de casa. Treinta días en los que, ya se sabe lo que ocurre en estos casos, si uno quiere no paga ni un solo café con leche. Con lo que el sueldo del mes se engrosa íntegro. Ganas lo que ganas, más lo que no gastas. Luego ganas el doble.

A lo que vamos. Paloma pone pasión a lo que comenta. Aquí las gimnasias. En los Juegos de Invierno el patinaje. Sólo que se equivoca más que habla. Porque se habla encima. Y pasa lo que pasa. Los minutos son segundos, las décimas puntos, las rumanas ucranianas y el suelo, potro. El 9 de agosto, nada más empezar la clasificación masculina, cuando enumeraba el turno de la rotación, explicando en qué aparato competiría cada país, dijo "y los rusos en China". Debía decir "y los rusos en barra fija", pero dijo "y los rusos en China" y se quedó tan ancha. No mintió, la verdad, porque Golotsutkov y Deviatovsky estaban en Pekín, pero no hubiese estado de más rectificar. Claro que, si tuviese que rectificar cada palabra, no escucharíamos otra cosa.

Lo curioso del caso es que nadie cuestiona su labor. Porque el tiempo la apuntala. No la gestión. El tiempo. En Londres 2012 podrá volver a decir "y los rusos, en China" sin despeinarse. Pero saben lo que les digo, que ojalá nosotros lo veamos y lo oigamos. Señal de que estamos aquí, contándolo. Feliz resaca.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios