EN algunos despachos de la sede de la Conferencia Episcopal y algún conciliábulo vaticano se empieza a hablar abiertamente del nombramiento como cardenal del arzobispo de Sevilla, José Asenjo Peregrina. El prelado cuenta con el apoyo incondicional de Antonio María Rouco y está bien visto por la curia vaticana. Se cuenta con él, incluso, para futuros destinos de responsabilidad de la Conferencia Espiscopal. Tanto en Sevilla como en Córdoba, de donde llegó Asenjo, se especula con que la fecha de la elevación al cardenalato estaría ya próxima y no se esperaría a que Amigo Vallejo cumpliera los 80 años que lo sacaría de un posible cónclave. Ruido de sotanas en palacio.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios