Visto y oído

Francisco Andrés / Gallardo

Salvando

EN Estados Unidos Jay Leno es un símbolo de la medianoche, aunque allí lo que llaman late-night comienza sobre las once y media, cuando nuestros cuéntames y hombresdepaco todavía no han llegado al último atracón publicitario. Para hacer una comparación española es mejor hacernos una idea con la radio deportiva. José María García, salvando la distancia de la amabilidad, era Johnny Carson, un estilo que vino a renovar, y por supuesto destronar, Leno, que sería José Ramón de la Morena. The Tonight Show en la NBC tiene enfrente al Late Show de David Letterman, que podríamos compararlo, salvando la distancia de simpatía y talento, con José Antonio Abellán.

En España hubo y hay late-shows, pero el formato exportado se desvirtuó por sus profetas, Pepe Navarro y Javier Sardá. Buenafuente es el que mantuvo el estilo, pero sus fieles seguidores son más bien minoría porque en España se perdió la tradición: no hay currelante que estén en condiciones de trasnochar a diario de la manera a la que nos obligan sus canales.

Para decir que uno existe en Estados Unidos había que aparecer en el programa de Leno. El show terminaba en su horario noctámbulo este viernes y acudía como invitado su sucesor, Conan O'Brien, un conductor de humor más político, algo así como Wyoming. Salvando las distancias de calidad, la NBC vive una crisis de audiencia como Telecinco y en lugar de jubilar a Leno, como estaba previsto inicialmente, le ha encomendado un programa en horario estelar, rindiendo incluso así un homenaje a quien ha mantenido su prestigio y el de su cadena durante tanto tiempo. Aquí, en España, y salvando las distancias del cinismo, Telecinco y Sardá se han estado haciendo la vida imposible mutuamente durante estos meses hasta que ambos han terminado por hundirse.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios