La ventana

Luis Carlos Peris

San Fermín como hito en la temporada

SEVILLA pone el solemne sentido de la liturgia, Madrid lleva implícito el rigor y Pamplona el bullicio, pero las tres bajo el común denominador del toro serio, con trapío y limpio en sus defensas. Podría ser éste un trípode en el que sustentar la fiesta de los toros sin olvidar, por supuesto, a Bilbao con su arena negra y el imponente toro que allí sale de chiqueros. Comienza Pamplona, que mañana es San Fermín y suena el chupinazo en el balcón del Ayuntamiento. Fiesta mundialmente conocida gracias a la propaganda que de ella hizo en Life Ernest Hemingway y posiblemente la celebración más abierta que se haya inventado. Ya en cada mañanita habrá un motivo para el madrugón, pues la retransmisión del encierro es un espectáculo con telegenia y que da muy bien en la pequeña pantalla. Hay quien no comprende la corrida en Pamplona, pero tiene su encanto por mucho ruido que hagan sus ruidosos mozos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios