El parqué

Pablo Cumella

Semana de infarto

EL parqué madrileño vivió una semana de infarto. El miedo ante los riesgos que acechan a la economía española se apoderó de los inversores, que se apresuraron a huir del mercado hundiéndolo un 7,71% en la semana, y situándolo en los 10.103,3 puntos.

Entre los principales temores de los inversores se encontró la debilidad de la deuda pública española, cuya percepción del riesgo de impago alcanzó un nuevo máximo histórico. Además, las advertencias sobre que España se encuentra entre los países de la Eurozona con mayores riesgos, pusieron en alerta a los inversores sobre los problemas a los que se puede enfrentar España.

No obstante, los analistas creen que el Íbex remontará cuando se calmen los ánimos. Aunque advierten que registrará jornadas de elevada volatilidad porque aún quedan por despejar algunas dudas sobre la economía española, podría recuperar posiciones y volver a conquistar los 11.000 puntos en unas semanas. El mercado cerró con sólo dos valores en positivo, Enagás (0,70%) y Técnicas Reunidas (0,17%), y fuertes desplomes en los sectores de la construcción y de la banca.

El mayor descenso fue para BBVA (-12,87%), seguido de Gamesa (-12,07%), Banco Popular (-10,98%) y Banco Santander (-10,34%), pese a alcanzar un beneficio en 2009 cercano a los 9.000 millones de euros. En números rojos también se colocaron Banco Sabadell (-10,34%), Ferrovial (-9,85%), Mapfre (-9,58%), Banesto (-9,50%), Abertis (-8,93%), Bankinter (-8,53%), Sacyr Vallehermoso (-8,52%), Telecinco (-8,26%) y Repsol YPF (-7,73%). Iberdrola y Telefónica, por su parte, se dejaron un 5,50% y un 5,33%, respectivamente. En el mercado de divisas, el euro cerró la semana con un nuevo mínimo en su cambio con la moneda norteamericana, que quedó fijado en 1,3601.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios