La ventana

Luis Carlos Peris

Separatismo y vandalismo, lacras de la fiesta

NUNCA sabremos qué fue peor, si la decapitación de la estatua de la fuente de la Puerta Jerez, si la agresión sufrida en Guecho por unos chavales que celebraban el triunfo de España o si las delirantes declaraciones de un ex directivo del Barça que, en su fervor separatista, tildó de mercenarios a los jugadores azulgrana que colaboraron a la conquista de la Eurocopa. No se sabe qué es peor, pues si del cainismo imperante en esta España nuestra cabe esperar cualquier cosa, qué decir del vandalismo que produce la unión de euforia con impunidad. Llama especialmente la atención cómo esos bárbaros, que a saber de qué vagina salieron, se suben a todo lo alto de una fuente bien alta con el único fin de decapitar a la estatua principal. La fuente que diseñó Manuel Delgado Brackenbury para la Exposición del 29 fue víctima de un vandalismo que junto al separatismo enfangó la fiesta. O sea, lo habitual.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios