PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

La Sevilla de Arias Montano

EL libro El ermitaño del rey, de Julio Manuel de la Rosa, ha sido galardonado con el Premio Andalucía de la Crítica al mejor libro andaluz de narrativa en 2007. Un merecido reconocimiento para un entrañable personaje de la vida cultural sevillana, que ha dado en la diana al reflotar la colosal y muy desconocida figura intelectual de Benito Arias Montano, el sacerdote que fue capellán de Felipe II, amén de embajador, teólogo, médico, filólogo... Un sabio eximio en la España del siglo XVI, protagonista y testigo en primera línea (Concilio de Trento incluido) de las luchas imperiales y religiosas, de las persecuciones por ideas y credos. Un personaje de los que se echan en falta hoy en día, que cursó sus primeros estudios en Sevilla y a Sevilla se retiró para huir de las intrigas cortesanas y eclesiásticas, pasar sus últimos años, y morir en 1598. Sus restos reposan en el Panteón de Sevillanos Ilustres, aunque nació en Fregenal de la Sierra.

Dada la pobreza del debate intelectual en el tiempo presente, preñado de cobardías y componendas ya se hable de política, de religión o de sociedad, el libro de Julio Manuel de la Rosa es aún más recomendable. El impulsor de la Biblia Políglota de Amberes logró la destitución del duque de Alba por sus atrocidades en Flandes. ¿Quién hace eso hoy en día estando en el círculo de influencia del poder? En la Iglesia, los envidiosos de su sabiduría le acusaron ante la Inquisición, y sacó adelante su erudición y su apego al erasmismo pese al acoso del Santo Oficio. ¿Qué miembro de la Conferencia Episcopal habla hoy con franqueza sobre su involución, apoyada por órdenes sectarias?

La lucidez de Arias Montano es un bálsamo, cinco siglos después, cuando los radicalismos de falsos progresistas y falsos conservadores evitan de nuevo que el libre pensamiento haga ver lo obsoletos que son sus discursos, pues se basan en clichés que en Europa están más que superados. Otra vez quieren encerrarnos Pirineos abajo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios