Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Sevilla y Betis, de cara a despegar

Estamos ante una jornada en que se da un partido trampa en Nervión y otro clave y vital junto al Cantábrico

PARTIDO trampa en Nervión y ciertamente complicado en Santander. Cuestión de pareceres, pero lo de esta tarde en el coliseo de Dato, tan fácil en apariencia, tan a favor de corriente ante el rival más teóricamente asequible de la categoría, es un pulso con más aristas de las que a simple vista se ven. Y al otro lado de la península, el Betis se la juega con el que ha sido el equipo revelación más sostenido del curso, que mucho antes de que estallase la magnífica realidad del Getafe ya el Racing estaba en una situación para la envidia y la cosa, que Marcelino no hay más que uno y a ti te encontré en la calle, hermano.

Domingo de Pasión y jornada para que ambos, Sevilla y Betis, Betis, y Sevilla, peguen un zarpazo en pos de sus objetivos. El Sevilla ha de superar por vía de urgencia el estado de depresión en que lo sumió el Fenerbahçe, que ya no cabe pensar en lo que pasó y sí apretar los dientes en busca del futuro. Y ese futuro pasa, inexcusablemente, por ganarle a un equipo que anda en la tarea de agarrarse a la vida con uñas y muchos dientes. El Levante no debería en condiciones de normalidad complicarle la tarde al Sevilla, pero ¿qué es la normalidad en comparación con la inmensidad de la Liga? Es, no me apeo del argumento, un partido con tanta química que parece trampa.

Y al otro lado del mapa, el Betis con el equipo de Marcelino, con el que dicen va a ser el próximo entrenador del Sevilla. Ganar junto al Cantábrico será excelente para que el Betis mire a lo que está por venir con un talante más optimista, a la vez que le aclararía el camino a un Sevilla que tiene al Racing como enemigo directo en su camino a Europa. Es una jornada importante, como todas en general y muy en particular como la que nos compete, para Sevilla y para Betis. El primero no tiene más salida que hacer que el Levante doble la cerviz para que Europa no se aleje más de lo que está, mientras que el Betis vería un alegrar de pajarillas derrotando a los de Marcelino.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios