Desde mi córner

Luis Carlos Peris

El Sevilla va de claro favorito

Lo que se juega esta noche a orillas del Bósforo es sólo un partido de fútbol y está muy definido el superior

CASI cuarenta años después, el Sevilla vuelve a Turquía, a lo que se da en llamar el infierno turco sin demasiados argumentos. Los que estuvieron con el Sevilla de Max Merkel en aquel septiembre del 70 en Eskisehir venían asombrados por la hostilidad que sufrieron los futbolistas del Sevilla. Hostilidad en el campo y desde la grada, patadas y agresiones con la impunidad de un arbitraje casero y malos modos en una afición que no dejó de lanzar objetos más o menos contundentes. Un infierno vital para apear al Sevilla de la Copa de Ferias, pero que no debe tener nada que ver con lo que hoy se dé en el Sükrü Saraçoglu.

Estambul no tiene nada que ver con la Turquía profunda de hace cuarenta años y Eskisehir está a casi cuatrocientos kilómetros al sur de la antigua Constantinopla. Turquía profundísima y de hace cuarenta años, casi nada la diferencia con lo de esta noche a orillas del Bósforo. Ya tuvimos ocasión de estar en el rodeo del Fenerbahçe hace doce años con el Betis, la gente chilla mucho desde dos horas antes del comienzo, pero luego todo se circunscribe a un balón para que veintidós futbolistas hagan con él lo que puedan. Calor ambiental sí que lo habrá, claro que sí, pero no más que en cualquier caldera de las que escenifican la Liga española cada fin de semana.

Dicho lo cual y pasando de alarmismos que suenan más a parche antes del grano que a otra cosa, el Sevilla es claro favorito para meterse en los cuartos de final de la Champions. Claro favorito porque, entre otras cosas, es mejor que el equipo de Zico tanto a nivel individual como de grupo. Y en esa superioridad entra igualmente el carácter del equipo de Manolo Jiménez, que viene por la entidad de sus futbolistas, expertos y curtidos en batallas más cruentas que la que se fía para esta noche en Estambul con permiso de la autoridad y si la nieve no lo impide. Los cuartos están ahí y el Sevilla, doble contra sencillo, es el que los augures dictan que será el agraciado.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios