El mentidero

José Joaquín León

Sevillanos en el Carnaval

ANTES de que César Cadaval, José Manuel Soto y Monchi hubieran pisado el escenario del Teatro Falla, Sevilla ya había estado presente en el Carnaval de Cádiz. La presencia de los galácticos le ha dado un renovado interés al concurso en la ciudad de la Giralda, pero no está de más recordar que después de Cádiz y el entorno de la Bahía, las principales aportaciones al Carnaval desde la Transición democrática han llegado de Sevilla.

Empezaron a principio de los 80 con aquella chirigota de Los caperucitos enrollaos, de Salvador Fernández Julbez, que tuvo después la descalificación de Curro Telera y su cuadrilla torera, tras un premio. No se puede olvidar la contribución fundamental de Antonio Burgos, con las letras del coro de La Viña en sus años de esplendor, también en la década de los 80. De Sevilla llegó El Canijo, primero con su chirigota de Carmona y ahora con un grupo de Cádiz, con el que ha conseguido primer y segundo premio. También ha ganado dos primeros premios otro chirigotero sevillano, Lolo Álvarez Seda, coautor con Kike Remolino de la chirigota que ha ganado en los dos últimos años con Los pito-risas y El Salón de El Tijerita. Y la chirigota de José Antonio Alvarado, con muchos carnavales a sus espaldas, una final con tercer premio en 2006 y semifinalista en varias ocasiones.

En Sevilla está la peña de Los Caperucitos, con aficionados como Antonio Melero, quiosquero y carnavalero. Y de Sevilla y provincia van a Cádiz unas 20 agrupaciones, entre coros, comparsas y chirigotas, unas buenas y otras malillas, pero con ilusión. Sin embargo, no iban algunos que lo han descubierto este año. Quizá por eso, otros no han ido y lo han oído en la radio, desde su casa de Sevilla.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios