Opinión

Juan Antonio Carrillo Salcedo

Sillas vacías en Oslo

Mañana habrá 20 sillas vacías en la ceremonia de entrega de premios Nobel de la Paz en Oslo: la del laureado, Liu Xiaobo, condenado a once años de prisión por subvertir el Estado tras redactar un manifiesto político, la Carta 08, en la que pedía reformas democráticas, y las de 19 estados que hasta el momento de escribir estas líneas han rechazado la invitación a estar presentes.

Estas últimas 19 sillas de ausentes han subido en las últimas horas porque hace unos días eran sólo seis y ahora suman casi 20. Son las de los Gobiernos que han cedido a las presiones de Pekín.

China mantiene bajo vigilancia y arresto domiciliario a casi 150 disidentes cercanos a Liu Xiaobo, entre ellos a su esposa, y ha prohibido viajar a varios ciudadanos para evitar que estén presentes en Oslo en la ceremonia de entrega del Premio Nobel de la Paz.

La portavoz del Gobierno chino tiene la lengua larga y no ha dudado en decir que los miembros del Comité Nobel "están orquestando una farsa contra China", y que el Gobierno chino "está en contra de cualquiera que use el caso de Liu Xiaobo para provocar problemas e interferir en los asuntos internos y en el sistema judicial chino".

Más aún, la portavoz ha asegurado que no van a cambiar "por la interferencia de unos pocos payasos y no vamos a salirnos de nuestro camino", y que la postura del Gobierno chino "está respaldada por la mayoría de la comunidad internacional".

¡Lástima que la portavoz tenga tanto cinismo y no sepa contar! Las invitaciones para la ceremonia son enviadas a los países que tienen embajadas en Oslo, y 19 no son la mayoría de los estados que integran la comunidad internacional contemporánea.

Los nombres de estos 19 deben ser conocidos y divulgados, sobre todo en el día en que conmemoramos el sexagésimo segundo aniversario de la proclamación de la Declaración Universal de Derechos Humanos por la Asamblea General de las Naciones Unidas, para incluirlos en la desgraciadamente larga lista de gobiernos que los violan. Son, además de China, los siguientes: Afganistán, Arabia Saudí, Colombia, Cuba, Egipto, Filipinas, Iraq, Irán, Kazajstán, Marruecos, Pakistán, Rusia, Serbia, Sudán, Túnez, Ucrania, Venezuela y Vietnam.

Reconozco que a los ojos de la portavoz del Gobierno chino soy un "payaso". ¡Gracias, señora: me honra usted con ello! Su Gobierno y usted se comportan como los nazis en 1936 cuando el Premio Nobel de la Paz fue concedido a un pacifista alemán encarcelado por el régimen de Adolfo Hitler.

Ustedes tienen mucho poder, son una arrogante gran potencia, los banqueros de Occidente y un gran mercado; lo que ni usted ni su Gobierno tienen es dignidad, como tampoco la tienen quienes miran a otro lado y les reciben y tratan como a nuevos mister Marshall.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios