La ciudad y los días

carlos / colón

Súbita riqueza del PSOE

LA pobreza del bagaje ideológico, las propuestas y la candidata del PSOE se puede medir por la súbita riqueza que le ha supuesto el error de Arias Cañete. Rubalcaba ha dicho que "la derecha nunca ha hecho nada por las mujeres de España". Miente porque lo dice a sabiendas de que no es cierto. Él, que es eso que se llama un "animal político" y abandonó su carrera para hacer de la política su vida, sabe de sobras que la derecha de UCD nombró la primera mujer ministro desde que lo fuera Federica Montseny en la II República; que la derecha del PP nombró la primera mujer presidenta de las Cortes y la primera alcaldesa de una de las cuatro mayores ciudades españolas; o que la Vicepresidencia del actual Gobierno popular lo ocupa una mujer. Rubalcaba sabe sobradamente que no es cierto que la derecha nunca haya hecho nada por las mujeres en España o que se trate de un partido que menosprecie y margine a la mujer. Su trola adquiere un matiz machista y paternalista al presentar el PP como un dragón machista y al PSOE como el caballero andante que liberará a las mujeres de sus garras. Un matiz grotesco si se tira de hemeroteca y se recuerda el muy "feminista" y "progresista" posado de las ministras de Zapatero para Vogue. Y un matiz hipócrita a la luz de las revelaciones de César Antonio Molina, destituido como ministro de Cultura porque Zapatero necesitaba "una chica joven y glamour".

Pero qué más da la mentira, lo grotesco y la hipocresía si de lo que se trata es de aprovechar el resbalón de Arias Cañete para reforzar la imagen de un PP casposo, reaccionario y machista. Es lo único que tienen frente al recuerdo de la pésima gestión de Zapatero, que agravó los efectos de la crisis, y la realidad de los buenos (aunque lentos) resultados de la gestión de Rajoy. Es lo único que tienen para intentar desprestigiar al Gobierno que, no siempre acertando, está sacando al país de la crisis. Es lo único que tienen para rellenar su vacío de ideología y propuestas. Es lo único que tienen para disimular la debilidad de su candidata.

Lo sorprendente es que el PP le haga el juego no habiendo exigido a Arias Cañete que se excusara, y haciéndolo débilmente el partido a través de los comentarios de algunos notables. ¿Por qué se empeñarán en regalarle este error, que tan concienzudamente están explotando, y envolvérselo en tan torpe reacción? Ni idea. El cualquier caso, el PSOE lo agradece.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios