Ya es tradicional que los vestidores de nuestras hermandades vistan a las Dolorosas de hebrea durante los días de cuaresma. Un adelanto al miércoles de ceniza y que merece la pena admirar es la Virgen del Valle en su altar, vestida a la antigua usanza y con diadema de doce estrellas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios