La ventana

Luis Carlos Peris

El 'Tritón Alado' como retrato psicológico

TENIENDO compañeros de viaje como esos descerebrados que derribaron el Tritón Alado es de obligado cumplimiento bajarse en la próxima parada y que sigan el viaje susodichos animales. Dolorosa la imagen que ayer abría los periódicos sevillanos y retrato psicológico de la sociedad que hemos creado entre unos y otros, unos más que otros. Es una imagen que sintetiza la forma de conducirse de unos congéneres repugnantes y que dan rienda suelta a sus instintos de forma gratuita, haciendo daño por gusto, sólo por el hecho de hacer daño. Son los mismos que destrozan las bicicletas públicas, los que apalean a otros gracias a su superioridad numérica, los que dejan las calles como especie de campos de Agramante. Personal abominable, niñatos que no aportan nada y que sólo sirven para emponzoñar la convivencia, por lo que procede bajarse lo antes posible y que sigan solitos destrozándose entre ellos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios