La ciudad y los días

carlos / colón

¿Universidad o escuela de gladiadores?

VENGO de lo de ayer. ¿La solución del paro juvenil pasa por exterminar las humanidades? ¿Las universidades deben convertirse en suministradoras de mano de obra para los mercados, como si fueran la cantera a la que iba Lentulo Batiato en busca de gladiadores? ¿Y qué pasa con los saberes que el mercado no demanda porque no producen beneficios a corto plazo? ¿Qué pasa si la transmisión crítica de los conocimientos humanísticos o artísticos reconocidos por los estatutos universitarios tienen poca proyección laboral porque previamente se han extirpado de los planes de estudio? ¿Qué pasa con los saberes inútiles como el griego, el latín, la literatura, el arte o la filosofía? ¿Nos devolverá el totalitarismo consumista al "menos latín y más deporte" del ministro franquista? Y ojo, que el totalitarismo consumista es más eficaz que el político porque no se impone, seduce; no violenta, impregna; no ordena, induce; no se basa en el terror, sino en el deseo; no reprime, alienta a romper todas las barreras que se interpongan entre el individuo y la satisfacción de sus deseos inducidos. La universidad no puede sucumbir al totalitarismo consumista sometiendo el conocimiento a las necesidades del mercado. Ni la educación puede ser el País de los Juguetes de Pinocho en el que los niños son convertidos en burros para ser explotados.

A quien le interesen estas cosas, en las que nos jugamos nuestro futuro, le recomiendo la lectura del emocionante El tesoro de los saberes olvidados (Península) que la anciana helenista Jacqueline de Romilly escribió para dejar testimonio de la utilidad de los saberes inútiles a los que dedicó su vida: con 97 años publicó sus dos últimos obras inútiles, Actualidad de la democracia ateniense y La grandeza del hombre en el siglo de Pericles. Le recomiendo también La utilidad de lo inútil (Acantilado) del profesor de Literatura Italiana Nuccio Ordine. Y muy especialmente, por referirse a la universidad española, La aurora de los enanos y La fábrica de la ignorancia (Akal) del profesor de Historia Antigua José Carlos Bermejo Barrera. "El problema fundamental de las universidades -escribe- es la incapacidad de valorar el conocimiento por sí mismo para convertirse en fábricas de recursos humanos para un degradado mercado laboral". Ya, ya… Una helenista, un historiador de la literatura y otro de la antigüedad… ¡Inútiles!

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios