PASA LA VIDA

El Valle de Pérez Villalta

CARROS y carretas está aguantando la junta de gobierno de la Hermandad del Valle, a la que felicito por haberle encargado el Paño de la Verónica 2011 al pintor Guillermo Pérez Villalta. Uno de los mejores pintores de la figuración en España durante los últimos 30 años, con fuerte vocación por las mitologías mediterráneas, las arquitecturas grecorromanas y la pintura de todos los tiempos. La maledicencia de los tiralevitas le vitupera tirando la piedra y escondiendo la mano.

En absoluto ha de arrepentirse El Valle del resultado artístico. No ha pintado un rostro de Jesucristo de acuerdo al canon de la Contrarreforma. Ni falta que hace porque mil años antes de Juan de Mesa ya se representaba su imagen. Quienes confunden la calidad del arte con la devoción a unas imágenes (y no a otras), no sólo niegan a quienes durante siglos le han rezado a iconos de estética distinta. Pecan de soberbia al arrogarse la potestad de negar el pan y la sal a los antiguos, a los coetáneos y a los futuros.

En pleno 2011, cuando ya debíamos tener más que asimilados el impresionismo, el cubismo, el surrealismo, el expresionismo, el pop-art, etc., vean lo que dice el creador de una de las webs más representativas del mundillo cofrade: "Me causa pavor dicho paño, el mismo que siento al ver muchas obras de Picasso, Gris, Braque, Léger o Miró". No hay peor ciego que el que no quiere ver la obra de un artista como Pérez Villalta, que busca la belleza y el orden, que suma y no resta.

Para que pierdan el miedo, les recomiendo que consigan un ejemplar del libro Melancólico Rococó, de Pérez Villalta, en la magnífica colección editada por el galerista Rafael Ortiz sobre textos de artistas plásticos actuales. Es un discurso sobre el arte a través de las épocas, en el que habla de Watteau, Tiepolo, Canaletto, Borromini, Fragonard, Voltaire, Mozart y otras muchas referencias. Es la voz de un moderno cada vez más clásico. Pero la ignorancia del lobby cofrade es muy osada.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios