Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Vaya repaso el de la Bundesliga a la Liga

DESPUÉS del doble estropicio hecho por la Bundesliga a la Liga hay que reparar en cómo se han analizado ambos. La debacle barcelonista en Múnich ha sido calificada de forma tajante como el fin de un ciclo, el azulgrana, por supuesto; la goleada recibida por el Madrid en Dortmund, sin embargo, ha sido contestada con el balsámico argumento de que la remontada es posible. Puede remontar el Madrid, pero está muerto el Barça.

También soy de los que creen que el Madrid puede remontar en el Bernabéu ante un equipo que apenas pudo con el Málaga y que se mostró como una fuerza de la naturaleza desatada frente a los de Mourinho. Tiene el Madrid en su ADN experiencia de remontadas que datan de cuando Juanito, Camacho y Valdano enardecían a los compañeros en el túnel de vestuarios y que hacía efecto en futbolistas tan poco dados a la testiculina como Gallego Butragueño o Martín Vázquez.

Lo del Barça es mucho más complicado y no sólo porque un 3-0 es menos difícil de lograr que un 5-0, sino porque el Bayern que vimos en la noche bávara del martes es infinitamente superior al Borussia. Que pase el Madrid es algo que entra dentro de unos parámetros de cierta normalidad y lo del Barça es entrar de lleno en lo milagroso, pero de ahí a afirmar que el ciclo del Barça ya terminó es una osadía. Ni que Messi, Iniesta, Piqué, Cesç y demás tuvieran cuarenta años...

Desde el sorteo, un servidor apostaba por una final Bayern-Madrid por la sencilla razón de que el Barça llegaba en un estado donde el diente de sierra estaba por debajo de su nivel habitual. Ahora, tras lo de Lewandowski me hace dudar de que haya presencia española en Wembley, pero la historia del Realísimo registra muchos capítulos para la épica y la remontada no parece un imposible. Lo del Barça pide milagro a gritos y una planificación de plantilla más acertada.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios