BREIKIN NIUS

Ignacio Gago /

Volver al lugar del crimen

DICEN los que saben de esto de la televisión que en España la telebasura arrancó tal que la noche del 28 de enero de 1993, con el programa de Antena 3 De tú a tú presentado por Nieves Herrero sobre el caso de las niñas de Alcàsser. Cierto o no, el fenómeno de la llamada telebasura cumplirá pronto sus 20 años y la criatura se encuentra en perfecto y envidiable estado de salud, como ha corroborado la cobertura sobredimensionada que las cadenas, y muy especialmente Telecinco -quién si no-, han prestado esta semana al giro de 180 grados del caso Bretón con los nuevos informes de expertos sobre los restos humanos hallados en la finca de las Quemadillas - bautizadas como Barranquillas y luego Quesadillas según tuiteó la estrella de Telecinco, Rosa Benito-.

La palma de los excesos en las sorprendentes novedades sobre los niños de Córdoba ha recaído, por supuesto, en Mediaset España y sus baluartes de Telecinco y Cuatro, que han echado horas y horas de programación para contar todos los detalles posibles, por nimios e intrascendentes que parezcan, en un maratón incombustible que atrapó a millones de espectadores. Ni la CNN en su cobertura de la primera Guerra del Golfo dedicó tanto minutaje a una historia. Hasta la Quintana adelantó su regreso vacacional para plantarse en el plató de su magazine a la vista de la repercusión del asunto y -los audímetros no engañan- comprobar cómo su competidora de Espejo público, Susana Griso, se llevó de calle la audiencia el primer día que surgieron los nuevos informes de los expertos sobre los huesos hallados en las Quemadillas.

Telecinco se cascó el martes unas 8 horas largas de la parrilla a tratar sobre el caso Bretón. Emma García, presentadora del prestigioso programa informativo Mujeres, hombres y viceversa, condujo un especial de Nada es igual que se fue hasta bien entrada la madrugada del miércoles. Con un invitado en exclusiva y bastante sorprendente: un locuaz jefe policial a cargo de la investigación que quizá habló más de la cuenta con el sumario bajo secreto. Pelillos a la mar para una cadena que la noche de la matanza del 11-M mantuvo el episodio de Los Serrano y donde Belén Esteban y Paz Padilla dieron a la audiencia la noticia del cese de la violencia de ETA meses atrás.

En todo caso, tenga presente en este debate recurrente lo dicho por el gran Jaime de Armiñán, padre en televisión, por ejemplo, de la recordada serie Juncal: "Modestamente, la televisión no es culpable de nada. Es un espejo en el que nos miramos todos, y al mirarnos nos reflejamos".

Recuerde que todavía no se ha certificado que los restos óseos sean de Ruth y José y el juicio paralelo y linchamiento popular con el caso Wanninkhof.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios