las dos orillas

José Joaquín León

Votos ocultos

ANTES de la campaña electoral de las municipales, las encuestas son concluyentes: el PP ganaría con mayoría absoluta en las ocho capitales andaluzas. El sondeo de Commentia publicado el pasado domingo por los diarios del Grupo Joly da ese resultado, con claridad, en Cádiz, Málaga, Córdoba, Granada y Almería. En las tres capitales restantes, según sondeos anteriores, es previsible que ocurra lo mismo, sin olvidar que en Sevilla y Jaén gobierna ahora el PSOE con IU, y que en Huelva el PP se ha desgastado más que en otras capitales. Pero en el sondeo también se aprecia que estos resultados podrían ser así, o no, porque el margen de la indecisión del voto es muy elevado, tanto que en algunas capitales la mayoría absoluta de los encuestados no dice a quien votará.

Según el sondeo, el porcentaje de electores que no contesta o no ha decidido el voto es del 55,5% en Málaga, el 46,1% en Cádiz, el 57,2% en Córdoba, el 47,5% en Granada y el 52,6% en Almería. Esto significa que la mitad de los encuestados, más o menos, según los casos, no revelan su intención. Será por algo. Será porque tienen dudas. O será porque tienen vergüenza de decir a quien votarán. Pero como el voto es secreto, puede ocurrir que el día 22 de mayo pierdan la vergüenza, o que tengan más aún y se queden en casa, o que sientan tantísima que voten al contrario de lo que siempre votaron. La conclusión es obvia: estas encuestas remarcan una tendencia claramente favorable al PP, pero tienen una fiabilidad relativa, desde el momento en que la mitad de las personas consultadas no se han definido.

Estamos en la Andalucía del voto oculto. En el PSOE mantienen la esperanza de que ese voto, que en gran medida es suyo, al final no se pierda y vaya para ellos. Los análisis estadísticos electorales que se han realizado en España revelan que la abstención alta perjudica al PSOE, porque suele darse cuando los votantes socialistas están desencantados y se quedan en su casa, para permitir que ganen los otros. Eso se nota mucho en Cádiz, donde se augura una abstención en torno al 50%. Hay una parte del electorado socialista que no votará a Teófila Martínez, porque parece que su proyecto continuista no les entusiasma para eso. Pero como el PSOE ha jugado a perdedor en Cádiz, sin el menor rubor, pues es previsible que los castigará, facilitando una victoria amplia del PP con su abstención.

En Sevilla, Jaén y Huelva, donde el PSOE tiene más opciones que limitarse a hacer el ridículo, se verá la magnitud del resultado electoral. Si el PP gana en las ocho capitales y en Jerez, Griñán no se quedará igual que antes, supongo. Más que nada porque los suyos se pondrán muy nerviosos. Y con razón.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios