El parqué

Pablo Cumella

Vuelve el desencanto

LA alegría compradora duró poco. Tras dos sesiones consecutivas al alza en las que el Ibex recuperó un 3,75%, el selectivo volvió a abonarse a los números rojos, aunque con una leve caída del 0,44% hasta los 13.073,2 puntos, mucho más moderada de lo que hacía prever una sesión plagada de datos inquietantes. A la recogida de beneficios se sumó la apertura baijista de Wall Street, influída por los problemas financieros de Carlyle Capital, los malos datos de consumo, la debilidad del dólar y la escalada imparable del crudo, que se anotaron sendos máximos históricos, lo mismo que el precio del oro.

El mal dato de inflación conocido en España y la confirmación, por parte del BCE, de que su prioridad es el control de precios (lo que aleja las posibilidades de una bajada de tipos), no ayudó a mejorar las cosas en una sesión en la que las plazas europeas sufrieron recortes más intensos que los del selectivo madrileño. La caída alcanzó el 1,42% en el Cac-40 parisino, el 1,5% para el Dax de Fráncfort y el 1,45% para el FTSE-100 de Londres.

Sólo ocho valores del Ibex, la mayoría del sector energético, acabaron en verde. Ferrovial, que sigue sacando provecho del aumento de tarifas aeroportuarias en Londres y de los buenos datos de tráfico aéreo, lideró las ganancias con un fuerte avance del 5,16%. Gas Natural remontó un 2,53%, mientras que Iberdrola, se revalorizó un 2,5% tras conocerse la compra de un 0,22% de su capital por un comprador "anónimo". El peso de Iberdrola en el selectivo, junto al de Repsol, que mejoró un 1,71%, permitieron que las pérdidas del Ibex, que en algún momento llegó a ceder cerca de un dos%, se moderaran.

Por el contrario, el sector bancario se tiñó de rojo, con descensos del 1,11% para BBVA, de 1,79% para Santander y variaciones en la banca mediana que fueron de la subida del 0,16% de Sabadell al recorte del 2,03% de Banesto.

Telefónica también acabó con pérdidas, del 0,81%, superadas con creces por los títulos de Colonial, que despertaron del dulce sueño de la víspera con una caída del 10,62%. El dólar continuó con su caída libre y el euro batió otro récord al cotizar a 1,5624 dólares para acabar a 1,5577 enteros.

Mientras, el barril de Brent alcanzó los 107,88 dólares, y el Texas llegó a los 111 dólares, dando combustible a las tensiones inflacionistas. El oro se apuntó también a los máximos y escaló a la cota histórica de 1.000 dólares por onza.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios