Cosas que pasan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com

Yunque y martillo

S UCEDIÓ con Operación Triunfo y, como copia que es de aquel formato, está pasando con Se llama copla que, exprimiendo el limón, limonero, creo que hoy regresa con una despedida grabado el miércoles pasado. Después del trabajo, los concursantes se tomaron un muy pequeño aperitivo en el plató y, de seguida, marcharon al Buddha que, en Sevilla, han convertido en su espacio favorito cara al esparcimiento. Allí el equipo tenía reservado el restaurante, igual que el sábado pasado tras la final del programa, y los cantantes hicieron las delicias de los clientes que, por el negocio de Jacqueline de la Vega y su ex, Cris Lozano, los iban parando para saludarlos y hacerse fotos con ellos.

Según me cuentan, ni la presentadora, Eva González, ni Joana Jiménez, la ganadora, aparecieron esta vez, probablemente cansadas de una jornada que comenzó a las tres de la tarde y se prolongó bastantes horas. Tanto una como otra sí han compartido con el resto las anteriores farras aunque, a quienes no se les ha visto nunca el pelo por el local, es a los del jurado, o sea, Rosario Mohedano, Hilario López Millán y Pibe Amador que, no obstante, en la cita de esta semana sí rompió la norma y se tomó una copita con sus pupilos. Toca ahora preparar la gira con la que, igual que OT, la productora piensa llevarlos por todos lados rompiendo cualquier expectativa que, hasta los propios responsables del invento, tuvieran sobre él. Concierto que anuncian, entradas que se agotan, haciendo realidad el sueño de estas nuevas estrellas del género. Porque, si en Estados Unidos se fantasea con el "sueño americano" de ganar un millón de dólares antes de los treinta, aquí es lo de ser artista el anhelo que más nos llama. Menos mal que los chicos cuentan con un hada madrina como Marifé de Triana que ha llamado personalmente, y por propia iniciativa, a muchos de ellos para darles consejos y ánimos desde su retiro de Torremolinos donde me resume una sabia enseñanza vital. "Mi maestro me decía que, para lograr el éxito, hay que ser yunque pero también martillo". Por si a alguien le sirve.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios