Hoja de ruta

Ignacio Martínez

Zapatero como Rocky

CONSULTO con varios empresarios las últimas medidas del presidente Zapatero. De la colección de respuestas les selecciono dos. Uno dice que un listo y un torpe acaban haciendo siempre lo mismo. Pero que el listo lo hace mucho antes. Me recuerda al Barça, jugando con precisión y rapidez. Alemania tuvo una recesión sin paro entre 2005 y 2007. De hecho fue con Francia el primer país en incumplir el pacto de estabilidad que marcaba el techo de déficit en un 3% del PIB nacional. Como eran los dos grandes, no se les aplicó ninguna sanción. Por entonces, el euro era el paraíso para los países del sur. Alemania redujo el paro en aquella coyuntura, con reformas institucionales y acuerdos entre patronal y sindicatos. Y parece que hicieron bien los deberes. Y antes que nadie. Los más listos.

Por el contrario, el presidente del Gobierno español cuando nos cayó encima la mayor crisis de la historia, se empeñó en la inutilidad de hacer reformas durante dos largos años. Sólo bajo la amenaza de intervención interpretó su primer drama. Con Zapatero I, en mayo, dio por terminado su repertorio, con la letanía "no hay plan B, no necesitamos plan B". Acabamos de asistir esta semana al Zapatero II. Y ya los expertos del Grupo Joly nos dicen hoy en las páginas de Andalucía, en un análisis de la coyuntura, que estas medidas son insuficientes. Así que como en las secuelas de Rocky, el presidente seguro que tendrá que interpretar algunos dramas más ante la perpleja opinión pública. Que, por cierto, le ha aplaudido ayer su determinación contra el terrorismo sindical de los controladores aéreos.

La segunda frase destacada de un empresario, utiliza como modelo para afrontar una situación de emergencia económica a México, país con tradición de grandes crisis y con muchos trienios en la solución de conflictos. El empresario en cuestión decía que los mexicanos siempre recomiendan que las reformas hay que hacerlas todas de golpe y quedarse más largo que corto. Amputar en vez de cortarte a cachitos. Tal parece que aquí estamos en la estrategia contraria. ¿Un via crucis? Prefiero a Rocky Balboa y sus seis películas. El via crucis tiene 14 estaciones.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios