editorial

Más ahorro en el gasto sanitario

EL Gobierno andaluz aprobó el martes un decreto-ley de medidas urgentes en farmacia que, una vez convalidado por el Parlamento autonómico, permitirá la adjudicación del suministro de medicamentos a la red sanitaria mediante convocatoria pública. El Servicio Andaluz de Salud prevé ponerlo en marcha convocando, ya en enero, la primera subasta de fármacos, concretando en tres de los grupos de medicamentos más consumidos: los protectores gástricos, las estatinas que reducen el colesterol y los inhibidores de la agregación de plaquetas, que suponen en un año un gasto de 235 millones de euros. Se trata de una aportación de Salud al objetivo de control del déficit fiscal asumido por la Junta de Andalucía (3% sobre el PIB en el ejercicio de 2013), que está en la línea ya seguida por esta Consejería con la implantación de la receta electrónica y la prescripción por principio activo. Estas medidas intentan incidir en la disminución de los gastos farmacéuticos sin merma de la prestación de servicios a los usuarios. Con las subastas de fármacos, cuya adjudicación se basará en aceptar la oferta menos onerosa, se pretende ahorrar al erario público, el beneficio que los farmacéuticos podían obtener en las negociaciones con sus proveedores a cambio de expedir una marca concreta. Hay que subrayar que esta nueva práctica no tocará los márgenes legales de beneficios de los farmacéuticos, que seguirán siendo los mismos, ni el precio de las medicinas para los consumidores. No obstante, los colegios oficiales de farmacéuticos y la patronal de la distribución se han pronunciado en contra por entender que la iniciativa rompe la unidad de mercado al establecer diferencias entre la política andaluza y las de otras comunidades autónomas. Esta diferencia de criterios pone de relieve de nuevo la conveniencia de unificar las políticas sanitarias mediante los mecanismos de cooperación entre las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad, que hasta ahora han sido poco utilizados. En cuanto al objetivo propuesto del ahorro, no hay razones de peso para cuestionarlo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios