Cosas que pasan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com

De aniversarios y celebraciones

POR QUÉ solemos buscar lejos lo que tenemos a nuestro lado? ¿A cuenta de qué hemos llegado a la conclusión, inconsciente -que es lo peor-, de que las oportunidades a extraños son más ilusionantes que las que debiéramos brindar a conocidos? Son preguntas que, si bien antes guardaba para mí, cada vez más -aquí está la prueba-, comparto con mis interlocutores que siempre, absolutamente siempre, dan la callada por respuesta.

En espera de que esto cambie, nos quedaba pendiente aclarar los motivos que a Charo Reina le mantienen tan ocupada estos meses estivales como para casi quedarse sin vacaciones. Compromisos vinculados más al resto de España que a Sevilla -y, por extensión, Andalucía-, cuna que le vio nacer y donde heredó la sangre de una figura, Juanita Reina, que hace una década que se marchó camino del cielo.

Aquí en la tierra, su sobrina, llevando un apellido que pesa demasiado, decidió apostar por la misma profesión que su tía y, aunque no nos hayamos enterado, sobre las tablas lleva casi treinta y cinco años tocando todos los palos: teatro, música, televisión y cine. Digo yo que, uno, tres o cinco, podrían ser fruto de la casualidad pero, treinta y cinco castañas subida a un escenario debieran hacernos pensar qué nos estamos perdiendo, ¿verdad?

Por si quieren comprobarlo y salir de dudas, el viernes que viene con Bajarse al moro -título que, ya que estamos con celebraciones, alcanza su cuarto de siglo-, la artista inaugurará la decimoséptima edición del Festival de Comedias de El Puerto de Santa María. Luego toca la Semana Grande de San Sebastián y, para el comienzo de temporada, esta obra se convertirá en uno de los platos fuertes de la cartelera madrileña.

Menos aclamada, aunque no lo parezca, se encuentra Isabel Pantoja que, según me cuentan, lleva peor que regular la venta de entradas para el concierto en el Rocío el próximo sábado, fecha de su cincuenta y dos cumpleaños. Lo mismo si se da prisa, sopla las velas de la tarta antes y pide ese deseo, tiene suerte y se le llena.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios