Opinión

Manuel Ángel Vázquez Medel

El año de la consolidación

EL Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA) llegará al ecuador de su primer mandato de cinco años (2005-2010) el próximo mes de abril. Una etapa constituyente termina y 2008 será un año crucial en la consolidación de la institución.

El CAA va a tener un papel activo en su propia transformación, en el contexto de los cambios normativos, tecnológicos y mediáticos que en materia audiovisual se están produciendo y se producirán en los próximos años, tanto en Europa como en España y en Andalucía, especialmente el apagón analógico y el desarrollo de la digitalización y de la convergencia de medios en el horizonte de 2010, así como por el inevitable acometimiento de una Ley General Audiovisual y de un Consejo Estatal de Medios Audiovisuales.

El CAA es una autoridad propia de democracias avanzadas y, por ello una institución que actúa a favor de la ciudadanía, sin ceder a las presiones políticas, económicas o mediáticas en materia audiovisual. Desde este principio, 2008 supondrá el pleno cumplimiento de sus funciones, especialmente las relativas al seguimiento de la programación y publicidad de los medios audiovisuales, en el triple horizonte de sus objetivos prioritarios: defensa de los derechos de los menores (infancia y juventud), principio de igualdad y defensa de colectivos necesitados de mayor protección (igualdad de género, protección de la tercera edad, de las personas con discapacidad, de los inmigrantes, de las diversas minorías -con especial atención al pueblo gitano-, etc.), y garantía de pluralismo (especialmente político, pero también social, cultural, religioso, etcétera).

Se avanzará decisivamente hacia la elaboración de un mapa audiovisual de Andalucía y de una Base de datos sobre el accionariado en materia audiovisual que permitirá detectar cualquier posibilidad de concentración de medios sobrevenida.

El CAA se plantea un ambicioso proyecto de difusión, especialmente de su Oficina de Defensa de la Audiencia, con una carta de derechos y deberes de la ciudadanía en materia audiovisual, con planes generales y sectoriales de presentación (ante la comunidad educativa, colectivos de personas con discapacidad, ante las comunidades gitanas, inmigrantes, etcétera). Un objetivo especialmente importante lo constituye la creación de un Foro de instituciones y asociaciones de personas usuarias del audiovisual, así como de la relación, en todas las provincias de Andalucía, con los agentes del sistema audiovisual (operadores, profesionales y usuarios).

Entre los objetivos para 2008, se encuentran tres jornadas estratégicas con otras tres instituciones de autogobierno: con el Consejo Consultivo para analizar los cambios legislativos y la situación actual en normativa audiovisual en Europa, España y Andalucía; con el Defensor del Pueblo para estudiar el papel de los medios audiovisuales en la difusión de información sobre salud, hábitos de consumo, alimentación y otras prácticas saludables; y con el Consejo Económico y Social a fin de "propiciar que el espacio audiovisual andaluz favorezca la capacidad emprendedora de los andaluces para lograr una comunidad socialmente avanzada, justa y solidaria, que promueva el desarrollo y la innovación". 2008 también marcará un avance decisivo en los proyectos de Alfabetización mediática (educación crítica para la sociedad del conocimiento y del saber).

Se trata de una propuesta ambiciosa -y a la vez realista- que pretende avanzar en los rasgos que deben definir a nuestra institución: independencia, rigor y solidez en sus actuaciones, a fin de hacerse acreedora del respeto y el reconocimiento social a que nos insta nuestra ley.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios