La ventana

Luis Carlos Peris

Se apagó la luz, empieza la cuesta

MENOS mal que amanece sábado y no lunes. Sólo hubiese faltado que este apagón que se anuncia para este día cayese en lunes con la carga depresiva que conlleva despertarse con corazón de lunes (Serrat dixit). Hoy es día después, jornada de juguetes averiados y devoluciones de esos regalos con los que los Reyes Magos no acertaron. Así ha sido siempre en este siete de enero, pero no tan oscuro como en este bisiesto con un día a día de noticias a cual peor. Hoy es cuando verdaderamente empieza la cuesta más empinada que se recuerda. Hoy vamos a empezar a enterarnos de lo que vale un peine, con los eufemísticamente llamados recortes haciendo estragos en nuestras haciendas. Se acabaron ya los grandes fastos con los que nos hemos anestesiado en estos días de luminarias y de esquivar a la realidad, ya es siete de enero y la cuesta se nos presenta empinada como nunca.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios