La ventana

Luis Carlos Peris

Se apagó la luz y volvió la realidad

TRAS el apagón, la dura y muy cruda realidad que vivimos. Después de una fiesta que hizo de estupefaciente, que alegra las pajarillas y, por ende, enmascara la realidad, la realidad, ese monstruo de negros ropajes, retorna con fuerza y con ganas de hacernos la puñeta. Se acabó esa especie de adormidera que nos sumerge en un nirvana que creemos será a perpetuidad y no, qué va. La dura y muy cruda realidad ya está aquí y por mucho tiempo, que los manijeros que han de sacarnos del lío, y que son los mismos que nos metieron, no se ponen de acuerdo tras aquella milonga del nunca fatal ponderado Zapatero de los brotes verdes. Unos fían la luz del túnel para 2014, otros para el año siguiente, otros ni saben ni contestan y mejor así, pues los antecedentes así lo aconsejan. La verdad es que la fiesta terminó y que la noche vuelve a reinar entre nosotros.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios