El catalejo

Las aristas de Rosamar

LA concejal Rosamar Prieto ha tenido esta semana unas líneas de gloria en los dossieres informativos. No repetirá en el Ayuntamiento, como Monteseirín. Rosamar dice que está cansada del esfuerzo -día, tarde y noche- que requiere la actividad municipal. Pero no se conforma con decir sólo adiós. En su despedida recuerda que llegó a la Plaza Nueva de la mano de Chaves y que, como ya no está -tampoco otros amigos-, para ella no tiene sentido seguir. Se abre otra etapa, ella misma admite que hay que renovar, y dedica unas correctas palabras para Juan Espadas: un chico trabajador e inteligente "pero, como no ha militado en Sevilla, no tiene enemigos como yo". Rosamar y sus aristas. Por cierto: tampoco perdió oportunidad para recordar que, si el alcalde se hubiera ido, ella sería la alcaldesa.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios