Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Ante un atractivo gran disparate

No cabe lamentarse más por lo que convocó Del Bosque sino temer por las consecuencias de esta insensatez

ESTAMOS ante un partido merecedor de otra fecha, de otra fecha cualquiera, que cualquier fecha que no sea ésta de hoy sería más adecuada para el acontecimiento. Y es que se trata de un acontecimiento con mayúsculas este debut de España como campeón del mundo, con una estrella acicalando la camiseta sobre el escudo patrio, justamente un mes después de que Iniesta nos llevase a una especie de Nirvana felicísimo con el gol que derrotaba a Holanda. Y es en México, justo en el bicentenario del arranque de su independencia, cuerdas suficientes como para que este violín suene maravillosamente armónico, pero...

La fecha es inadecuada se ponga Ángel Villar como se ponga y se esgriman las causas que se quiera, económicas por encima de todas las demás. La fecha es un disparate y demasiado poco ha protestado el Barça como principalísimo damnificado de la milonga. Ya dije el otro día que no hay que culpar a Vicente del Bosque, que está en la obligación de llevar a los mejores; tampoco a los futbolistas, que no van a renunciar a esa paga extra, suculenta paga extra que reciben por hacer más de lo mismo mientras no dejan de cobrar en esos clubes que tanto les echan de menos. Fecha demencial para un partido lleno de atractivo como el de la reaparición del campeón universal.

Ocurre que ya está el toro en la plaza, que no cabe seguir lamentándose de que hayan ido futbolistas que para ello han interrumpido sus vacaciones. Hay que mirar adelante y sólo cabe desear y pedir al Cielo que el partido no acarree consecuencias poco deseables. Consecuencias que, dado el nulo rodaje físico y técnico, pueden ir de la aparición de lesiones al ridículo de caer ante un rival que espera con el cuchillo en los dientes y en perfecto estado para competir. Sería muy doloroso que el enorme cartel cosechado hace un mes en Sudáfrica cayese por tierra por culpa de ese dinero que tanto dificulta una planificación correcta y que mueve a disparates como éste.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios