Editorial

La banca se protege contra la crisis

LOS bancos y cajas de ahorros españoles han recibido con tranquilidad los nuevos requisitos al sector financiero acordados en Basilea por los gobernadores de los bancos centrales y otros supervisores de los 27 países desarrollados y emergentes. Estos requisitos, que han de recibir el aval de la cumbre del G-20 prevista para noviembre en Corea del Sur, constituyen una política preventiva contra la generación de nuevas crisis. En resumen, la nueva normativa obligará a las entidades a reservar un mínimo del 7% de sus activos, entre acciones, reservas y colchón de protección para hacer frente a las pérdidas derivadas de shocks financieros como el que produjo la quiebra en 2008 de la compañía norteamericana Lehman Brothers, que está en el origen de la crisis que aún padece la economía mundial. Lo que los supervisores intentan es que no se repita la dramática situación vivida en dicha crisis, cuando algunos bancos quebraron y otros tuvieron que ser rescatados por los estados, con el consiguiente drenaje de los fondos públicos. Se trata de que los bancos se salven a sí mismos sin tener que recurrir al dinero de los ciudadanos, a los que después se les imponen severos sacrificios. El comité de Basilea ha sido estricto a la hora de elaborar la normativa, aunque también pragmático: las entidades habrán de aplicarla sólo a partir de 2013 y tendrán de plazo hasta 2019 para darle entero cumplimiento. En lo que respecta a España, la calma con que han reaccionado los bancos y cajas de ahorros nacionales se vincula directamente a las pruebas de resistencia a que se sometieron y cuya publicación en el mes de julio evidenció que el sistema financiero español está saneado, de modo que las pocas entidades que apuntaban dificultades disponen de tiempo sobrado para ponerse al día y satisfacer las normas de Basilea en su momento. Precisamente las compañías en dificultades están inmersas, en general, en procesos de fusión que habrán de reforzar la solidez del sistema. "Es una buena decisión", ha declarado el presidente del Gobierno en relación con la política preventiva acordada. Sólo falta que el G-20 avale la trascendental decisión de Basilea.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios