Fijación escrita

Carmen G. Frigolet / Cgutierrez@grupojoly.com

La belleza exprés

TENDRÍA unos diez años cuando mi madre me pilló de puntillas con la cara metida en el congelador. Ante su asombro, me apresuré en contestarle, muy seriecita: "Es que en la tele han dicho que si estás así unos minutos, las arrugas desaparecen, y yo no quiero envejecer nunca".

Ya desde entonces di muestras de ser bastante presumida. Y, conforme he ido creciendo, confieso que he probado la mayoría de los trucos caseros de belleza que anuncian en revistas. En una tarde, he llenado la cesta de la compra con vinagre, para dar brillo a mi pelo; miel, para los labios; azúcar, con el fin de hacerme un peeling corporal... Por no decir de las veces que he cerrado los ojos con la ayuda de rodajas de pepino, dando un buen susto -y una buena excusa para reírse- a mis compañeras de piso.

Pero todas mis vergüenzas se perdieron el día en que presencié un reportaje sobre los remedios usados por las celebrities para estar impecables en la alfombra roja. Sinceramente, si no lo están… ¡Es porque no dan más de sí! Que en los días previos se han pasado comiendo patatas fritas, no tienen más que recluirse en una clínica en la que se pasan todo el día ingiriendo zumos de frutas. Nada de alimentos sólidos. O ir a un gimnasio especial, donde te convierten en una momia futurista forrada con metros y metros de plástico. Basta con correr sobre una cinta, sin parar, hasta que sudes a mares y se pierden... ¡hasta las huellas dactilares! Por no hablar del maquillaje, peluquería y tratamientos de última hora que algunas famosas como Eva Longoria recibe incluso de madrugada en el salón de su casa. ¡Ellas que pueden! Seguramente, todas lo haríamos, dada la posibilidad.

Aunque ellos también se cuidan: que si se me ven las ojeras, necesito una crema exfoliante para la cara, este pelo no debería estar aquí… Con el paso del tiempo, siguen igual. El Rey Don Juan Carlos ha abierto la veda. Días atrás, se ha hecho público que Su Majestad sigue un ritual para mantener cuerpo y mente en equilibrio: dieta sana, ejercicio y medicamentos. Me queda la duda de si hace falta ver los estragos del tiempo para pensar en cuidarse.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios