PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

La burguesía de la crisis

LA avaricia rompió el saco y el planeta es un sumidero de pérdidas salvo en los juegos de azar, las funerarias, los burdeles, los cobradores de morosos y los telepizzas. En otros tiempos históricos, la burguesía del comercio propiciaba de común acuerdo con la clase trabajadora la subversión del viejo statu quo, al sentirse estafada y muy perjudicada en sus intereses por la aristocracia venida a menos pero detentadora del poder, antaño latifundista y hogaño financiera y especuladora. Crear un nuevo orden internacional debería pactarse a partir de la preeminencia de la industria y el comercio sobre la banca y los seguros. Es un cambio climático aún más urgente que la prédica de Al Gore el sábado 18 en Sevilla. Es una encrucijada en la que por desgracia cada cual está más pendiente de salvar los muebles que de cambiar las cosas de raíz, y para la que aún no se imponen con la fuerza de sus ideas y argumentos los librepensadores equivalentes a los enciclopedistas e ilustrados.

La civilización de Occidente necesita resetear su disco duro y recomponer su escala de valores (sin el viejo recurso de provocar una guerra) porque se le ha ido la mano engañándose a sí misma y embaucando a la mayor parte de su población en la quimera del oro hipotecado. La China de Hu Jintao se frota las manos porque a la gloria olímpica le ha sucedido el hundimiento de Wall Street y la recesión de todas las grandes potencias salvo ellos. Les será más fácil ilusionar a 1.400 millones de congéneres con el truco de que es el resto del mundo quien se equivoca gobernando el trabajo, el capital y las libertades.

Y en mi barrio sevillano de clase media, al ultramarino que aprovechó agosto para cerrar se le han unido en el adiós en septiembre la frutería más apañada y en octubre el horno con mayor variedad de artículos. Ello ocurre a la par que las grandes superficies sólo aumentan sus ventas en la sección de alimentación, en todo lo demás decrece. Es la dieta de vivir sin más liquidez que la nómina del mes.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios