PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Tres cabreos en una cola

EN Sevilla van a convertir en funcionarios a los detectives privados y a los cobradores del frac. Deben ser los únicos que encuentran a los que dan esquinazo. Igual se crea pronto la Concejalía de Búsquedas. Desde juzgados y comisarías no eran capaces de hallar o identificar a Santiago del Valle, el pederasta detenido por la muerte de Mari Luz, para que cumpliera su condena. Lo tuvieron fácil porque hasta montó una chabola reivindicativa frente a Alcampo para pedir una vivienda. Es la pérdida de papeles más vergonzosa de los últimos tiempos. Y ayer padecimos otra huelga injusta en los autobuses municipales sin que se haya dilucidado aún la identificación de los saboteadores en el paro de mayo de 2007. Va a tener razón Juan Bonilla: en Sevilla nadie conoce a nadie. Salvo en los actos de vida social, donde todos se conocen de toda la vida...

La enésima huelga en Tussam podía haber sido patrocinada por el servicio de alquiler de bicicletas de JC Decaux. Las bicis no tienen convenio colectivo y no cobran pluses por domingos y festivos. Lo más que se desinfló ayer fue el ánimo de miles de mujeres y ancianos de renta baja que dependen del transporte público para limpiar en casa ajena o para ir a la consulta médica. En esta huelga reaccionaria lo único positivo fue la decisión de los conductores del tranvía: trabajar y no secundar a los talibanes que viven en el mejor de los mundos posibles. El Ayuntamiento, laboralmente, es la casa de tócame roque. Necesita urgentemetne una catarsis porque en 30 años se ha pasado del sindicato vertical al enchufismo vertical.

Viernes de cabreo en Sevilla. El pueblo llano, guardando cola en las paradas sin tenerlas todas consigo por miedo a que el bus de servicio mínimo pasara de largo por estar abarrotado, comentaba indignado el escandaloso error judicial con el presunto asesino de Mari Luz, el chantaje de la huelga en Tussam y las cacicadas de Villar contra el fútbol sevillano. Servicio de socorro de Radio Nacional: se recompensa a quien facilite pistas sobre el paradero de la Justicia, la han dado por desaparecida.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios