La ventana

Luis Carlos Peris

Cuando de ciudadano se pasa a damnificado

CALENTITO se presenta el otoño y no sólo por la crisis, ni siquiera por esa huelga que no termina de aclararse contra quién se programa. En el ámbito local, el otoño se anuncia caliente por el estado de crispación de una ciudadanía que contempla consternada cómo se gobierna en su contra. Peatonalizaciones contra la opinión de unos vecinos que se consideran damnificados y ahora las prisas que le ha entrado al mandarinato vigente para convertir el centro en gueto. Para nada pesa la opinión de unos comerciantes tratados como apestados y tampoco la del vecindario, ordeno y mando, quien manda manda y cartuchos al cañón para que el sol salga por donde le plazca a políticos que, por ejemplo, confunden movilidad con la inmovilidad más absoluta mientras siguen distrayendo al personal con el trazado de un Metro que más parece sueño que realidad. Gobernar a la contra es la cuestión.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios