Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Un clásico lleno de urgencias

Los duelos entre el Sevilla y Osasuna cobraron especial virulencia en un pasado próximo, pero cambió todo

CONVERTIDO desde no hace mucho en un clásico de la Liga, un nuevo Sevilla-Osasuna a escena. No han pasado ni dos meses del último, del que se demoró por culpa del fallecimiento de Puerta, y los partidos entre sevillistas y navarros cobraron gran predicamento desde los tiempos en que Caparrós y Aguirre ocupaban los banquillos. Bueno, no sólo el utrerano y el azteca, sino también Javi Navarro y Bakayoko, Pablo Alfaro y Chengue Morales y algún duelo más que hacía saltar chispas en un abrir y cerrar de ojos. Varias eliminaciones del Sevilla y, sobre todo, la de Osasuna para salir de la carrera hacia Glasgow.

Recuerdos de aquella eliminatoria con nieve o de la trifulca de aquel partido final de Liga que le sirvió al Sevilla de Caparrós como portillo a Europa. O sea que lo que esta noche se anuncia en el coliseo de Dato es un partido con antecedentes y entre dos equipos muy necesitados, con un considerable déficit de puntos cuando la segunda vuelta no ha hecho más que empezar. Tres puntos por encima el Sevilla, ambos andan ahora en la tarea de recolectar puntos para despegarse de la zona dramática, que tiempo habrá después de pensar en conquistas más luminosas. Lo primero es lo primero y este duelo ya clásico llega con ambos rivales en precario y muy necesitados.

La cita se prevé interesante, insisto que más por la necesidad que por otra cosa. La reconocida rivalidad entre sevillistas y rojillos no atraviesa su momento mejor, el partido último, uno de esos muchos que acabaron en frustración para este Sevilla tan romo como viajero, ya no tuvo el picante de los del pasado tan próximo a que nos referíamos al principio. Pero sea como sea, se vivan los antecedentes que se vivan, el Sevilla está fuerte en casa y el partido tiene clara tendencia al uno en las quinielas. Y en este cúmulo de necesidades compartidas son las del Sevilla las que nos importan y ésas no pueden dejar que pase más tiempo. La espera no puede continuar.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios