PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

La clausura que inició aperturas

LOS trenes AVE han vuelto este puente del 12 de octubre a ampliar su oferta de plazas con destino Sevilla. Una dinámica imposible antes de la Expo'92. Había festivos, y madrileños con ganas de escapada. Pero faltaba la alta velocidad.

El pasado lunes, se agotaron vía internet en sólo seis minutos los 300 abonos para jóvenes que ofrece la Sinfónica de Sevilla con el fin de vincularse, con descuentos, a su temporada de conciertos. La orquesta fue creada ante la inminencia de la Expo'92, al igual que el Teatro de la Maestranza, donde tantos sevillanos han descubierto el placer de la música clásica interpretada con gran nivel y soberbia acústica. Antes era impensable concitar esa demanda de sinfonismo de pago.

El Parque del Alamillo era un modelo europeo de zona verde de formato insospechado en Sevilla. El Alamillo cumplió ayer 19 años. Muchos sevillanos lo adoptaron desde el primer día como espacio heredero del espíritu de la Expo, y por eso, en general, lo respetan y cuidan más que otros parajes donde no aplican el civismo. Lo hacen suyo como territorio de convivencia donde con naturalidad se integra la pluralidad étnica, cultural y socioeconómica de Sevilla.

El Monasterio de la Cartuja ya no es sinónimo de clausura y olvido, sino de apertura y descubrimiento. El silencio sigue siendo el factor ambiental predominante, ahora que hace las veces de Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, ámbito hoy indispensable en Sevilla para acercar a la población a la reflexión sin fronteras desde la ética y desde la estética.

La gestación de la Expo'92 tuvo luces y sombras, abnegados y pícaros, aciertos de ejecución y falta de interés para rentabilizar a futuro tamaña concentración de inversión pública y de promoción de la ciudad. Sevilla, veinte años después del 92, para soportar la virulencia de la crisis, se aferra a las raíces aperturistas de lo que se clausuró hace veinte años, y a la vez se ha embarcado en una operación inmobiliaria llamada rascacielos. Son las dos almas de la ciudad.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios