PASA LA VIDA

La competencia del AVE Madrid-Valencia a la Sevilla turística

LA competitividad turística de Sevilla ha estado estrechamente ligada desde 1992 al tren de alta velocidad que nos conecta con Madrid. Durante muchos años fue una ventaja indiscutible porque no había otra ciudad española que pudiera captar de modo tan rápido y plácido el éxodo madrileño de fin de semana o de puentes. Y aprovechar el eje Barajas-Atocha, con todas las conexiones internacionales del aeropuerto español de referencia al servicio de una posible ruta a Sevilla. Esa posición de privilegio se está agotando. Ya hay AVE con llegada a Barcelona, Zaragoza, Málaga, Valladolid, etcétera. Y antes de las próximas Navidades se inaugura la línea Madrid-Valencia. En sólo hora y media se llegará desde la capital levantina al Museo del Prado, y, viceversa, a la Ciudad de las Artes y de las Ciencias o a la playa de la Malvarrosa. Competencia muy fuerte la que se avecina.

Hágase a la idea. Igual que hay madrileños que, durante la semana de Feria, salen de Chamberí o Moratalaz y, gracias al AVE, se plantan en el real incluso con traje de volantes, dentro de 90 días ya podrán irse a Valencia con el bañador puesto para un trayecto de sólo 90 minutos. Como ir a Punta Umbría. Y las opciones son muchas al cabo del año, favorecidas por lo apacible del termómetro valenciano durante las cuatro estaciones. Playas, Fallas, Mundial de Fórmula 1, Mundial de Motociclismo, etcétera.

Sevilla aún tiene mejor imagen de marca como ciudad. Pero está expuesta a perderla. Porque detrás de la máscara hay más retórica que sustancia. Por ejemplo, mientras nuestro ayuntamiento hace una campaña de Sevilla como ciudad de ópera cuando el Maestranza ha reducido su oferta lírica por falta de dinero municipal, esta temporada en el Palau de les Arts de Valencia habrá 45 representaciones de ópera, mientras que en Sevilla sólo 19. Allí no empadronaron artísticamente a un barbero como Fígaro, pero las pernoctaciones hoteleras se las van a llevar ellos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios