Crónica personal

pilar / cernuda

La conferencia de Rajoy

TODO presidente del Gobierno aspira a mantenerse al menos un segundo mandato, pero con toda seguridad a ninguno se le ha visto más empeño que el que ahora muestra Rajoy. No sólo por el lógico afán de poder y de continuar el proyecto puesto en marcha, sino sobre todo porque tiene la convicción de que si no gana con la mayoría suficiente, de alguna manera o de otro Pablo Iglesias tendrá influencia importante en Moncloa.

No lo ve como presidente, pero sí pisando fuerte apoyando a un Pedro Sánchez que Rajoy cree que va a quedar en segundo lugar en las elecciones generales. Está convencido Rajoy de que el PP va a ganar a pesar de los muchos votos perdidos en los últimos años, pero ganar no va a ser suficiente para continuar en Moncloa a no ser que el resultado sea tan bueno que, sin alcanzar la mayoría absoluta, el PSOE comprenda que no debe arrebatarle el gobierno aunque le salgan las cuentas. Aparte de que también Rajoy, si se produce el escenario al que aspira, también puede buscar alianzas.

La conferencia que se ha iniciado en Madrid tiene un único objetivo: ayudar a Rajoy a que se produzca ese escenario. Se pone el acento en que del debate de estos dos días saldrá el programa del partido, pero el objetivo es otro: movilizar al partido, darle un impulso tras el desánimo que ha producido la pérdida de tantos gobiernos municipales y autonómicos el 24 de mayo. Para darle ese necesario impulso, nada como presentar un partido renovado o supuestamente renovado, con caras más jóvenes en la dirección, y con propuestas de contenido social que el PP necesitaba a gritos. El PP busca aparecer en la conferencia como un partido con nueva estructura, nuevas ideas y nuevo comportamiento. Es la razón de que Rajoy haya pedido a su equipo que se esforzara en la proyección externa, de ahí el cambio de logo, la fórmula de trabajo con el que se ha planteado la conferencia, y la advertencia de que todo es debatible excepto la figura de Rajoy. Hoy, ni se plantea que alguien pueda disputarle la candidatura a la Presidencia del Gobierno.

Queda abierta una cuestión que con más o menos eficacia han resuelto otros partidos, las primarias. No está previsto que se trate en la conferencia, pero Moragas, convertido en hombre fuerte del PP tras su incorporación al comité de dirección como jefe de campaña, estudia que se produzca algún tipo de validación pública de la candidatura de Rajoy.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios