La ventana

Luis Carlos Peris

La crisis, uno de los azotes prenavideños

ENTRAMOS en la semana prenavideña, la que en otro tiempo más boyante era la de las continuas comidas o cenas con amigos o compañeros para que la familiar se centrase en la Nochebuena. Semana de agenda cargada de almuerzos que terminaban a la hora de cenar y de cenas interminables que acababan como Dios le daba a entender a cada quisque. Pero eso era antes, ya pasaron a mejor vida y difícil será que reaparezcan, pues esta crujía es más que una crisis de calado insondable, bastante más. Y es que me da en la pituitaria que esto que nos está pasando va a quedarse a vivir entre nosotros y que no se trata de crisis sino de un nuevo modelo de vida. Un modelo en el que no tiene cabida la antigua programación de esta semana preñada de comidas en las que no había más remedio que padecer al pelota de guardia mientras el rijoso iba a lo suyo/a y el gin-tonic ejercía de certero puntillazo. Cualquier tiempo pasado...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios