PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

Y al cuerno los parados

JUGUEMOS a la candidez. En el PSOE de Sevilla hay un debate encarnizado para perfilar la mejor lista electoral posible... y solucionar con buenas propuestas los males endémicos de nuestra sociedad. Por eso ha dimitido Viera como mandamás del PSOE sevillano. Porque es tanto el afán en taponar la crisis socioeconómica que se pelean para seleccionar las inversiones prioritarias y las personas mejor preparadas... Juguemos a la cruda realidad: Mi reino por un escaño. Mi deslealtad a cambio de un cargo y un sueldo dentro o fuera del partido. Sálvese quien pueda, que el régimen se viene abajo. Y al cuerno los parados.

En el PSOE nacional, nadie tuvo la dignidad de abandonar su cargo el 20-N tras la derrota más severa que sufría el partido. Ahí tienen a Rubalcaba y Valenciano, promocionados internamente. En el sevillano presumieron de ser la única provincia donde se mantuvieron como la lista más votada. Tan breve era la caducidad de la máscara que ni se sostiene para unos comicios que se celebran en casa y sólo cuatro meses después. Y Viera dimite ahora que se sabe encaminado hacia el ostracismo, y le crea un problemón a Griñán, cuando, en puridad democrática, hace al menos un año que debió dejar la dirección provincial del partido, y no asegurarse un puesto en el Congreso de los Diputados, al conocerse el ominoso uso del dinero público en la Consejería de Empleo cuando él la dirigía. Escándalo que corona la degeneración moral a la que ha llegado el PSOE sevillano, cuando, hace treinta años, estaba cargado de razones, valores e ideas para hacer progresar a nuestra sociedad.

Es tal el caos y la hipocresía que para las elecciones generales volvieron a situar a Alfonso Guerra como número uno y reclamo carismático en la lista al Congreso por Sevilla, y no lo incluyeron como uno de los 956 compromisarios en el congreso del partido que se celebró en Sevilla hace diez días. Le dieron una acreditación para que asistiera como invitado. A su partido no lo conoce ni el padre que lo parió tras la clandestinidad.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios