La ventana

Luis Carlos Peris

La depresión, mejor con luminarias

PALIATIVO no muy eficiente, pero paliativo al cabo que ayuda a pegarle algún que otro regate a la depresión generalizada, a ese estado anímico en el que nos metieron y del que no sabemos cómo escapar. Efectos paliativos los que producen esas luminarias que nos anuncian la Navidad y que en esta ocasión aparecen acompañadas de un buen gusto poco habitual. Por supuesto que la situación en que nos sumieron de forma inadmisible no se arregla con estas luces navideñas, claro que no, cómo se va a arreglar que haya seis millones de parados y familias a puñados sin un solo ingreso, cómo puñetas va a arreglarse todo eso. Pero mejor será echarse a la calle dándose de cara con el anuncio luminoso de la Navidad que darse de bruces con un paisaje lóbrego que hace aún más depresiva la situación, esa siniestra situación de la que no somos culpables y de la que, paradójicamente, no son víctimas los culpables.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios